lunes, 31 de agosto de 2015

Probando DEAD OF WINTER



Este sábado tuvimos una quedada alimaña y me leí las reglas de Dead of Winter, ese juego que tenía pendiente de jugar desde hace 6 meses. Bueno, en realidad lo había probado a 2 jugadores con Jordi y me pareció correcto, pero es un juego que necesita que haya un traidor en la partida para que sea realmente divertido y cuando se juega a 2 jugadores solo se puede jugar en cooperativo.
Llega el sábado y como es habitual, somos más personas de las esperadas pero las ganas de Dead of Winter nos hacen forzar el juego y jugarlo con 6 jugadores.  La verdad es que la partida estuvo muy divertida, a pesar de que a veces la espera por el turno se hacía un poco lenta. Es lo que tiene jugar a 6 jugadores un juego de 2 a 5.

Si tengo que hablar de las mecánicas, Dead of Winter es un juego sencillo con mecánicas bastante simples y que se apoya en las tiradas de dados para gestionar  los momentos de tensión. ¿Comprobar si te han mordido los zombies? Tiradas de dado. ¿Realizar acciones de ataque y búsqueda? Tiradas de dado. Pero esto no es malo, ya que es un juego temático y no se espera otra cosa...

La base de la diversión del juego es meterse en la historia, creerse que estás en una colonia de supervivientes y sentir que hay un traidor en el grupo que la puede liar en cualquier momento. La mejor mecánica del juego son las cartas de encrucijada, que son cartas que se activan cuando realizas alguna acción concreta en tu turno. El texto de estas cartas es muy peliculero y te fuerza a tomar decisiones para el grupo, a veces difíciles, a veces polémicas…



En la partida del sábado, tuvimos la mala (o buena) suerte de que no hubo traidor en la partida, aunque como nadie sabe si ha salido o no, siempre tienes la sombra de la duda. Fuimos controlando bastante bien la partida, limpiando la colonia de zombies, gestionando sobradamente el alimento hasta que en el 3er turno de juego, un superviviente es atacado en la colonia. Este fue el momento crítico de la partida…

Os explico la mecánica de la mordedura para que se entienda. Si entras en combate con un zombie, tienes que hacer una tirada de riesgo. Si en la tirada sale el resultado de “mordido”, el personaje muere y la posibilidad de contagio pasa a otro personaje que esté en la misma localización: puedes decidir matar al nuevo personaje parando el contagio o hacer una nueva tirada; si en esa nueva tirada se obtiene una cara en blanco no pasa nada pero si sale cualquier símbolo en el dado, el personaje muere y la posibilidad de contagio pasa a un nuevo personaje (50% de probabilidad).

¿Os imagináis lo que pasó? Con el ataque zombie en la colonia, donde teníamos a más de 8 supervivientes, el contagio se extendió matando a 4 personajes  y dejando la moral de la colonia con solo 1 punto. Al final del turno, no pudimos superar la crisis y la moral bajó a cero, perdiendo la partida TODOS los jugadores.

Las sensaciones tras la partida son mucho mejores que cuando jugamos a 2 jugadores. La gracia de este juego es que haya un traidor (o al menos la sospecha de que pueda haber alguno) para que se siembre la desconfianza entre jugadores. Me quedo con ganas de probar el juego y de que salga un traidor en la partida. Puede complicar bastante la supervivencia haciendo que el juego sea más tenso y divertido.


Respecto a las mecánicas, el juego no tiene nada nuevo. Un eurogamer puro no disfrutará de Dead of Winter. Lo divertido aquí es meterse en la historia, levantar sospechas entre los compañeros, meterse en la historia con las cartas de encrucijada, discutir, sufrir, etc… Olvídate de puntos de victoria y de cubitos de madera. Dead of Winter es la evolución del Galáctica, aunque no se si consigue superarlo; para eso hay que jugar más

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada